Las vocales letra I

Las vocales letra I

Aprender las vocales es muy importante ya que son la base central de todo el proceso de lecto-escritura, permitiendo en el niño y la niña un desarrollo integral.

Permita que el niño trace con un lapiz o crayón la forma de la letra I.

Las vocales letra E

Las vocales letra E

Aprender las vocales es muy importante ya que son la base central de todo el proceso de lecto-escritura, permitiendo en el niño y la niña un desarrollo integral.

Permita que el niño trace con un lapiz o crayon la forma de la letra E.

Las vocales letra A

Las vocales letra A

Aprender las vocales es muy importante ya que son la base central de todo el proceso de lecto-escritura, permitiendo en el niño y la niña un desarrollo integral.

Permita que el niño trace con un lapiz o crayon la forma de la letra A.

Monos, aves y autorretratos

Monos, aves y autorretratos

dpa

La obra completa de Frida Khalo es pequeña comparada con la de otros artistas. Únicamente pintó 200 cuadros antes de su prematura muerte. Muchos de ellos fueron autorretratos, es por ello que su rostro es más conocido que el de otros artistas.

Estos cuadros son célebres. En la mayoría de ellos se pintó con sus abundantes cejas unidas como si fueran una sola.

También se retrató rodeada de animales. En un cuadro se le ve rodeada de dos monos negros sentados sobre sus hombros. En otro está rodeada de pájaros.

No todas sus pinturas son realistas. Esto quiere decir que no muestran la realidad como es. Una de sus obras más famosas es “El venado herido”, en el que se retrató a sí misma como un ciervo con flechas clavadas en el cuerpo.

Las flechas hacen referencia a sus propios quebrantos de salud. Muchos de los animales que pintaba vivían con ella. Además tenía monos, aves, un perro y algunos dicen que ¡hasta un ciervo!

Los colores de Frida

Los colores de Frida

dpa

Los colores que utilizaba Frida Kahlo en sus cuadros eran fuertes y llamativos.

Cada uno de ellos tenía un significado particular para ella, según anotó en su diario.

El marrón era el color del mole, una comida típica mexicana, además del de las hojas marchitas y de la tierra. El amarillo representaba la locura, la enfermedad y el miedo. El azul era la expresión de electricidad, pureza y amor; y definió al azul marino como la distancia y la ternura.

La Casa Azul de Frida Kahlo

La Casa Azul de Frida Kahlo

dpa

Esta casa se reconoce de lejos, pues es un gran edificio con unos altos muros azules.

Se encuentra en Ciudad de México y todos la conocen como “Casa Azul”.

La pintora paso allí gran parte de su vida desde que nació en 1907, donde vivió junto a sus padres y hermanos. Cuando se casó con el artista mexicano Diego Rivera, se mudó nuevamente a la Casa Azul, en donde murió en 1954.

Esta propiedad es actualmente un museo ubicado en la zona de Coyoacán, México. Se calcula que unas 25 mil personas la visitan cada mes. Allí se exhiben varios cuadros célebres de la pintora y la gente que la visita cuenta que se mantiene como si Frida aún viviera allí.

En la cocina siguen colgadas las ollas de barro en las que Frida y Diego preparaban los guisos con los que agasajaban a sus amigos. En el dormitorio se ve el gran espejo que hizo colocar su madre sobre la cama en que tuvo que permanecer varios meses en reposo tras haber sufrido un grave accidente. Gracias al reflejo del espejo, Frida pudo pintar algunos de sus famosos autorretratos.

Frida Kahlo: una mujer extraordinaria

Frida Kahlo: una mujer extraordinaria

dpa

Frida Kahlo, la pintora más famosa de Latinoamérica, nació hace más de cien años en la Ciudad de México. Su vida se vio llena de sufrimiento a raíz de una enfermedad de la infancia y un accidente que tuvo en su juventud, pero eso no la hizo perder sus ansias por vivir, ya que fue ejemplo de fuerza y valentía.

A los seis años, Frida contrajo poliomielitis, enfermedad que es transmitida por un virus que afecta al sistema nervioso. Por esta razón tuvo que permanecer en cama casi un año y su pierna derecha quedo más delgado de lo normal. A pesar de sufrir esta condición, no le impidió practicar deporte.

Después de cumplir los 18 años, intento estudiar medicina, pero tuvo un grave accidente en un bus en el que viajaba. A raíz de esto, tuvo que pasar nuevamente un largo tiempo en el hospital. Sin embargo, Frida nunca se dio por vencida.

Su padre, al verla en esta condición, tuvo la idea de colocarle junto a su cama un caballete y unas pinturas para que se distrajera durante el largo tiempo de su recuperación. Fue así como la pintura se convirtió en una parte muy importante de su vida, ya que fue su pasión y consuelo ante los quebrantos de salud.

En sus últimos años de vida, Frida Kahlo se movilizaba en silla de ruedas y siempre que podía se desplazaba a su caballete para pintar. Murió el 13 de julio de 1954, pocos días después de haber cumplido los 47 años.

Junto a la ventana de su casa aún se puede observar el caballete de madera y, a su lado, varios pinceles y una paleta de colores. Por supuesto, delante de todo esto, una silla de ruedas. Son los utensilios que utilizaba diariamente para realizar sus pinturas.

Simetría (9)

Simetría (9)

Los ejercicios de simetría ayudan a los niños a comprender el sentido de los principios geométricos, además requieren del uso de sus destrezas de razonamiento matemático.

Permita que el estudiante complete el resto de los dibujos o figuras con un lápiz o crayón.