Simetría nivel inicial (1)

Simetría nivel inicial (1)

Los ejercicios de simetría ayudan a los niños a comprender el sentido de los principios geométricos, además requieren del uso de sus destrezas de razonamiento matemático.

Permita que el estudiante complete el resto de los dibujos o figuras con un lápiz o crayón.

Laberintos nivel avanzado (5)

Laberintos nivel avanzado (4)

Resolver laberintos ayuda a la concentración y al desarrollo de habilidades espaciales. Permita que el estudiante recorra el laberinto con sus dedos y, cuando lo haya resuelto, que lo haga con un lápiz o crayón.


Laberintos nivel avanzado (4)

Laberintos nivel avanzado (4)

Resolver laberintos ayuda a la concentración y al desarrollo de habilidades espaciales. Permita que el estudiante recorra el laberinto con sus dedos y, cuando lo haya resuelto, que lo haga con un lápiz o crayón.


Laberintos nivel avanzado (3)

Laberintos nivel avanzado (3)

Resolver laberintos ayuda a la concentración y al desarrollo de habilidades espaciales. Permita que el estudiante recorra el laberinto con sus dedos y, cuando lo haya resuelto, que lo haga con un lápiz o crayón.


Laberintos nivel avanzado (2)

Laberintos nivel avanzado (2)

Resolver laberintos ayuda a la concentración y al desarrollo de habilidades espaciales. Permita que el estudiante recorra el laberinto con sus dedos y, cuando lo haya resuelto, que lo haga con un lápiz o crayón.


Laberintos nivel avanzado (1)

Laberintos nivel avanzado (1)

Resolver laberintos ayuda a la concentración y al desarrollo de habilidades espaciales. Permita que el estudiante recorra el laberinto con sus dedos y, cuando lo haya resuelto, que lo haga con un lápiz o crayón.


Laberintos nivel inicial (5)

Laberintos nivel inicial (5)

Resolver laberintos ayuda a la concentración y al desarrollo de habilidades espaciales. Permita que el estudiante recorra el laberinto con sus dedos y, cuando lo haya resuelto, que lo haga con un lápiz o crayón.


Laberintos (4)

Laberintos nivel inicial (4)

Resolver laberintos ayuda a la concentración y al desarrollo de habilidades espaciales. Permita que el estudiante recorra el laberinto con sus dedos y, cuando lo haya resuelto, que lo haga con un lápiz o crayón.