La fiesta de los ozesnos

La fiesta de los ozesnos

Había una vez, dos hermanos ozesnos que vivían en una casa muy bonita en medio del bosque. Un día, decidieron hacer una fiesta para los otros ozesnos, que eran sus amigos. Los dos hermanos querían hacer unas galletas con chispas de chocolate, un pastel de fresas rojas brillantes y una limonada con escencia de guinda.

Se preguntaron cómo hacerlo, pues no sabían las recetas, sin embargo empezaron a cocinar. Al cabo de una hora, el pelaje de los ositos ya no era café sino blanco, de tanta harina, las fresas brillantes adornaban las cortinas, la cocina reluciente tenía chispas de chocolate en el techo, y los ositos corrían de la batidora para el horno y del horno para la alacena.

Un amigo ozesno que llegó temprano, se dio cuenta de lo que sucedía y sin que sus amigos lo notaran corrió a su casa  a prestarle a su mamá el libro mágico de recetas. Este libro era especial porque tenía muchas ilustraciones y mostraba cómo quedaban los deliciosos platillos.

Cuando el amigo entregó el libro a los ozesnos, todo fue fácil de cocinar. Después de una hora, empezó la fiesta y ¡la comida estaba lista! Las fresas del pastel eran tan brillantes como las del libro y la limonada tenía un delicioso sabor a guinda. todos reían por haber realizado un fabuloso trabajo en conjunto.

Heidy Samantha Arévalo López

Adaptación 225 palabras

Material para imprimir

La fiesta de los ozesnosthumb_W285La fiesta de los ozesnosthumb_W285

Publicado el 07 de Julio del 2012